Fiesta No brava, quiere Bogotá.

Sxx.net. Como consecuencia del contrato adjudicado por el alcalde Enrique Peñalosa, sigue el toreo en Bogotá hasta agosto de 2020, ganando la cultura del maltrato animal. Claudia López, mandataria actual, lanzó programas culturales alternos.

Foto: Sxxi.net. En la puerta 5 de la plaza de toros La Santamaría de Bogotá, la gobernante capitalina dijo No al maltrato animal, pero que infortunadamente se debe cumplir lo pactado en el contrato firmado por el alcalde saliente. Acompañan a la Doctora López, Luis Ernesto Gómez, Secretario de Gobierno, Nicolás Montero Secretario de Cultura y Nelson Javier Gómez director de Protección y bienestar animal, junto a artistas y activistas animalistas.

‘Mi Fiesta No Brava’, llena de programación cultural

Frente a la puerta 5 de la plaza de toros La Santamaria de Bogtá, en pleno sol del medio dia del 30 de enero de 2020, Claudia López, Alcaldesa de Bogotá y sus secretarios de Gobierno, Cultura y Protección animal, con los antitaurinos, liderados por Natalia Parra, de la iniciativa Alto al maltrato animal, dijeron que se siguen oponiendo a esta práctica y se realizarán varias actividades alternas de contenido cultural, para reivindicar los derechos de los animales… Sin embargo, en el centro vertebral de Bogotá, al lado del Planetario Distrital, calle 26 arriba de la carrera 7, seguirán entrando toros para ser torturados y llevados a la muerte inevitable.

Historia

El toro ha tenido presencia en la humanidad, desde que lo representó en el firmamento en una de las constelaciones, -Tauro- y ha simbolizado la fuerza en diferentes culturas. «El toreo viene acompañando al ser humano desde la construcción de su cultura. «Los antecedentes de los ritos con toros se remontan a la Edad de Bronce. En las culturas de la antigüedad el toro ha sido un emblema importante como elemento identificador de ritos y sacrificios de animales, cuyo fin era favorecer la fuerza de los guerreros o la fertilidad del ganado; también fue frecuente su empleo en las ofrendas, ceremonias funerarias o rituales de paso. De estas antiguas tradiciones existen vestigios procedentes de culturas como la indoiraní, mesopotámicaegipcia y europea, entre todas ellas las referentes a la Península Ibérica tienen relevancia por su relación directa con las tradiciones taurinas que desembocaron en la tauromaquia o toreo,​ tradiciones culturales que fueron más tarde llevadas a otros países como Portugal, Francia, México, Perú, Colombia, Venezuela o Ecuador.

Situación actual

En ciudades como Bogotá, Medellin, Cali y Barranquilla, los animalistas, reivindican el derecho animal como un mérito actuante y viviente, en este caso para los toros.

Coincidiendo con esta perspectiva, la Alcaldesa Claudia López. anunció que paralelo a la temporada taurina, la ciudad contará con una programación cultural gratuita, denominada ‘Mi Fiesta No Brava’, que incluye oferta cultural y artística en rechazo legítimo y pacífico a las corridas.

«La propuesta cultural enfocada en el rescate y visibilización de los pagamentos, costumbre ancestral a través de la cual, por principio de reciprocidad, se ofrece una retribución a la naturaleza por todo lo que da. En este caso, es un agradecimiento por la vida del toro, atendiendo los reconocidos rituales indígenas». comunicó la oficina de prensa de la Alcaldía de Bogotá. En el siguiente video, Natalia Parra, habló con Dario Salazar de revista Sxxi.net, sobre el maltrato humano y animal en Bogotá.

Oferta cultural: La Secretaría de cultura promuve la Fiesta No brava con el siguiente cartel:

https://www.culturarecreacionydeporte.gov.co/es/sumate-los-que-celebramos-la-fiesta-no-brava

Visitas: 746