Se consolidan los pagos por Servicios Ambientales en Bogotá

Cuidar los páramos, los bosques y las fuente de agua son una opción económica para la población rural de Colombia.

La Administración Distrital y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD se unen para diseñar estos Acuerdos de Conservación, como estrategia que beneficiará las zonas rurales de la Capital y el cuidado de los recursos naturales. 

De acuerdo con el Departamento nacional de Planeación y el Ministerio de Ambiente, «Colombia tiene bosques en 52 % de su superficie; posee el 50% de los páramos del mundo y es catalogado como un país megabiodiverso. La diversidad de ecosistemas brinda
servicios ambientales para la economía del país y el bienestar
de las comunidades; sin embargo, la expansión de la frontera
agrícola en áreas y ecosistemas estratégicos, así como la tala
ilegal de bosques naturales, viene generando grandes focos
de deforestación y trasformación de estos territorios
poniendo en peligro inminente la biodiversidad que alberga
los ecosistemas, generando la necesidad de desarrollar
nuevas alternativas económicas que permitan, con eficacia
y celeridad, frenar la transformación ambiental y la pérdida
del capital natural y contribuyan al mejoramiento de las
condiciones de bienestar, buen vivir y desarrollo sostenible
del país.»

La Secretaria de Ambiente de Bogotá, dio a conocer la realización de un taller en el que estuvieron representantes de instituciones distritales, regionales y nacionales, además de expertos en temas ambientales, económicos, financieros y sociales, iniciando así el proceso de construcción del programa Acuerdos de Conservación, que será una herramienta para fortalecer el desarrollo rural sostenible en el Distrito.

En el comunicado se expresa que «La Secretaría de Ambiente, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD se unen, con aliados estratégicos y las comunidades, para desarrollar una serie de 10 talleres que permitan construir un sistema de incentivos (Pago por Servicios Ambientales-PSA) que promueva un mayor apoyo y participación de las comunidades rurales en la conservación y preservación de las áreas protegidas de Bogotá. Esta iniciativa también mejorará las condiciones de vida de los habitantes de la ruralidad.

Sumapaz es territorio donde se implementarán las compensaciones ambientales

«La tarea es construir una visión ambiental desde el territorio rural. Nuestros PSA se apalancan con todas las intervenciones sectoriales y son complementarios a toda la gestión que vamos a hacer en la ruralidad, que es el 75 % de la Capital. El programa nos va a permitir identificar nuevas oportunidades de conservación con beneficio social y lo vemos como una forma de recuperar la confianza de las comunidades rurales del Distrito», afirmó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Precisamente, una de las metas del Plan de Desarrollo 2020-2024 es diseñar e implementar un programa de incentivos a la conservación ambiental rural como Pago por Servicios Ambientales. La idea de la Administración Distrital es implementar el esquema de PSA en 1.000 hectáreas ubicadas en la zona rural de Bogotá.  

Por su parte Jimena Puyana, gerente de desarrollo sostenible del PNUD dijo: «Es interesante buscar la corresponsabilidad en el manejo de los recursos naturales. Los PSA son esquemas flexibles y nos permiten juntar acuerdos que incluyen a la población rural, organizaciones comunitarias, institucionalidad, sector público y privado, y como PNUD nos unimos para ayudar a identificar cuáles son esas mejores estructuras que promuevan esa construcción conjunta».

¿Qué son los Pagos por Servicios Ambientales – PSA?

Es el incentivo económico en dinero o en especie que reconocen los interesados del cuidado de los servicios ambientales a los propietarios, poseedores u ocupantes, en razón a las acciones de preservación y restauración en áreas y ecosistemas estratégicos. Los pagos se hacen mediante la celebración de acuerdos voluntarios entre los actores y beneficiarios de dichos servicios, buscando el bienestar de las comunidades y de la naturaleza del Distrito.»

«Como primer acercamiento a la estandarización de
proyectos de Pagos por Servicios Ambientales, se incentiva la
conservación y uso sostenible de los recursos hídricos,
basados en la premisa que los resalta como
un componente altamente valioso para cualquier nación,
pues constituyen elementos fundamentales de los procesos
de crecimiento económico y de desarrollo humano.
Adicionalmente, el Estado debe asegurar el buen manejo
de dichos recursos para promover el desarrollo sostenible y
garantizar proveer un mínimo vital a cada uno de los
asentamientos humanos.» DNP – Min-Ambiente.

Le puede interesar:

Le puede interesar:

Patrocinado por:

Visitas: 2643